Emilse Galvis

* Emilse Galvis

Estudiante del Doctorado en Filosofía de la Universidad de los Andes, Magíster en filosofía de la misma universidad y Licenciada en Humanidades y Lengua Castellana de la Universidad Distrital F.J.C. Sus intereses académicos son: Filosofía política contemporánea, Escritura y Política y nuevas formas de Subjetivación Política a partir de autores como Michel Foucault, Jacques Rancière y Simone Weil. Integrante del grupo de investigación Poder, Subjetividad y Lenguaje de la Universidad de los Andes y del proyecto Ecos-Nord “Comprender la subjetivación política hoy: experiencias y conceptualizaciones” en convenio con París Diderot 7

En una reciente entrevista con Juan Lozano, Ángela María Robledo1, actual candidata a la vicepresidencia en la campaña de Gustavo Petro, señala que en este arduo ejercicio de campaña presidencial se ha propuesto escuchar a la ciudadanía2. Su propósito no consiste tanto en dirigir, sino en aprender, escuchar, recibir e intercambiar. Su reto no radica en transmitir a la gente unas ideas, sino en atender su indignación, sentir su sufrimiento, acoger sus preguntas y esperanzas. Escuchar, por ejemplo, el miedo que le produce a la población volver a la guerra. Así, en medio de esta campaña por una Colombia Humana, esta diferencia crucial entre dirigir y escuchar resulta fundamental: la actitud -o más bien diríamos la virtud- de aquél que prefiere escuchar lleva consigo una atención, una alteridad, un cuidado de sí y del otro que abre muchas posibilidades de transformación.

Ángela María Robledo es una mujer que se interroga críticamente sobre aquello que sucede en su presente, en su país. En ello radica justamente su perspectiva feminista: en el hecho de cuestionar de manera contundente a esta sociedad en la que vivimos. En este sentido se pregunta: “¿Por qué pasa lo que pasa? ¿Por qué a las mujeres las matan en sus casas? ¿Por qué a las mujeres les pagan menos que a los hombres? ¿Por qué no podemos decidir sobre nuestro cuerpo? ¿Por qué son los hombres los que deciden sobre nuestros derechos sexuales y reproductivos? ¿Qué dicen las mujeres que no quieren que volvamos a la guerra?”3  Todas esas preguntas, y muchas otras, deben ocupar un lugar central en los debates sobre la coyuntura actual del país, preguntas que, como ella afirma, inician cuando volvemos la mirada sobre nuestras familias,  sobre nuestras madres, familiares y amigas. Poner entonces sobre la mesa esta perspectiva crítica y feminista es ya un paso muy decisivo y determinante para remover esta violencia contra la mujer… tan arraigada, tan naturalizada.

Robledo es, sin duda, una gran fortaleza en la campaña de la Colombia Humana. Con su elección están en juego las posibilidades de transformar la violencia contra la mujer, está en juego también no volver a ese pasado lleno de atrocidades para los niños y la población LGTBI, está en juego la defensa de los derechos de la población más afectada y vulnerable.

Además, insistamos en esto porque es necesario: con la presidencia de Gustavo Petro y Ángela María Robledo nos estamos jugando el cumplimiento y la construcción de la paz. No podemos aceptar el retroceso a un gobierno que durante años produjo los más altos índices de desplazamiento4, de falsos positivos5, de violencia contra la mujer. La propuesta es concreta en este sentido: hay que proteger los acuerdos logrados, hay que reconocer el avance significativo de estos acuerdos en la disminución de la violencia, hay que fortalecerlos y construir la paz en los territorios más vulnerados de la Colombia profunda. Sobretodo, insiste ella, hay que evitar a toda costa volver a las altísimas cifras de violencia sexual contra la mujer en el conflicto armado. Esto último resulta necesario y fundamental porque tal y como se evidencia en el informe La guerra inscrita en el cuerpo del Centro Nacional de Memoria Histórica: “La violencia sexual es quizás la violencia más olvidada y silenciada entre los repertorios de violencia empleados en el marco del conflicto armado colombiano.”6 Si uno de los propósitos de la Colombia Humana consiste en disminuir los índices de violencia contra la mujer y la población LGTBI, entonces yo voto por Gustavo Petro y Ángela María Robledo.

Finalmente quisiera reconocer que Robledo es una mujer académica y política. Desde su posición hace un llamado a la transformación del país en una doble vía: por un lado, ella, como académica, -es sicóloga con maestría en política social- se acerca a la política porque considera que la defensa de los derechos se hace desde allí de manera categórica. La academia en este sentido fortalece a la política desde su mirada crítica, desde sus saberes interdisciplinares, desde las ciencias sociales etc. Sin embargo, el lugar de Robledo advierte también otro camino: la política debería acercarse mucho más a la academia, escucharla, leerla, interpretarla. Los lazos que se tejen entre academia y política podrían abrir marcos de sentido muy valiosos, la relación entre academia y política debe ser mucho más productiva sobretodo si se trata de buscar formas de trabajo colaborativo con los movimientos sociales, con los sectores sociales más afectados por la guerra y con los líderes sociales cuyas cifras de muerte han aumentado considerablemente desde la firma final de los acuerdos7. Por todo lo anterior, insisto, yo voto por Ángela María Robledo.

 

Emilse Galvis

@Egalvis10

 

  1. Ángela María Robledo es académica, feminista y luchadora activa por la Paz. Robledo es sicóloga con maestría en política social, senadora durante ocho años del partido Alianza verde, fue directora del departamento de Bienestar social y lideró la primera política pública de la mujer en Bogotá. En el Congreso de la República lideró debates en defensa de los derechos de mujeres, niños y jóvenes y fue coautora del Proyecto de Ley 037-12 cuyo propósito fue combatir la impunidad en casos de violencia sexual en el conflicto armado. http://www.congresovisible.org/congresistas/perfil/angela-maria-robledo-gomez/2448/
  2. https://www.youtube.com/watch?v=q6GF5lRfLiU&t=767s
  3. https://www.facebook.com/angelamrobledo/videos/10155995945242740/?hc_ref=ARSbLpQ4Qb1Nrszdq7PU113q2-PKFLoxTlH9K3BKdw7ncOQCjKKX046AxwOl3oiWz8s
  4. http://www.publico.es/internacional/gobierno-uribe-mas-personas-desplazado.html
  5. http://www.vanguardia.com/actualidad/colombia/244543-falsos-positivos-aumentaron-un-154-durante-el-gobierno-uribe
  6. La guerra inscrita en el cuerpo, informe sobre Nacional de violencia sexual en el conflicto armado del Centro Nacional de Memoria Histórica: http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/fr/noticias/noticias-cmh/lanzamiento-del-informe-la-guerra-inscrita-en-el-cuerpo
  7. http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/el-mapa-de-los-lideres-sociales-asesinados-en-colombia-184408