La política de las huellas

En este artículo ofrezco una interpretación del performance que la artista Regina José Galindo realizó en la Ciudad de Guatemala en el año 2003, titulado: Quién puede borrar las huellas? Mi decisión de volver sobre dicho performance está motivada por darle un contexto histórico más amplio a la masiva protesta del pueblo guatemalteco frente al Palacio Nacional de la Cultura en la ciudad de Guatemala, este pasado domingo 27 de Agosto, en protesta contra el corrupto gobierno de Jimmy Morales.

Prácticas de investigación y formación sobre configuración de subjetividades en contextos de violencia política: Los retos del Pos-conflicto

Posibilitar procesos de formación en medio de contextos de violencia política exige pensar en los modos como colectivos e individuos se han configurado y elaboran sus memorias, con el fin de posibilitar procesos de configuración y reconfiguración subjetiva centrados en la valoración de la vida, la dignidad, la tolerancia política, el respeto a la diferencia y a los derechos humanos.
Palabras claves: Pedagogía / Formación Política / Memoria / América Latina / Colombia

¡Que la izquierda condene lo que pasa en Venezuela!

Lo que sospecho es que cuando los sectores dominantes de opinión utilizan el concepto “dictadura” no tienen un concepto definido -que por lo demás es incapaz de mostrar y dar cuenta de las manifestaciones del autoritarismo y las violaciones de Derechos Humanos en el mundo contemporáneo-, sino una intencionalidad política: “dictadura” equivale en el mainstream político y mediático a aquello que debe ser destruido sin reserva alguna, sumándole a ello un cheque en blanco moral y político para quienes se le oponen.

¿Qué piensan de la política Colombiana los venezolanos que viven en Colombia?

Nos pusimos en la tarea de consultar con algunos venezolanos (venezolanas para ser más exactos) que conocen o inclusive, que han trabajado en política colombiana, sobre su percepción frente a la misma y sobre la política en general, después de dejar Venezuela para venir a Colombia. ¿Cuál, consideran ellas, es la relación entre la política de Colombia y los venezolanos?

¿Para dónde va Colombia?

Nada ni nadie puede asegurar que la transición democrática irá a buen puerto, ni tampoco que todo siga igual como antes de 1991. Sólo la lucha decide, como diría el marxista italiano Antonio Gramsci. Lo que sea que pueda ser, depende de lo que las fuerzas progresistas, democráticas y emancipatorias, puedan realizar y lograr en términos de correlación de fuerzas sociales y políticas a favor del cambio, de un nuevo país.

Nuestra modernidad viscosa: Bauman aquí en el Sur

Este ir y regresar, leyendo a Bauman para retornar a nuestras circunstancias, es posiblemente el mejor homenaje para la obra del sociólogo. La novedad no está en repetir ni copiar, afirmando con ligereza que América Latina está dentro de algunas de las imágenes líquidas de Bauman, sino en aprovecharla para promover nuestros propios análisis. Se pueden usar algunas de sus ideas, copiándolas, cambiándolas, o desechando otras, y es allí donde reside el interés en Bauman.

Universidad y políticas del conocimiento. Un llamamiento por unas ciencias sociales críticas en el Ecuador

Si bien las ciencias sociales nos pueden ayudar a definir nuestro camino hacia una sociedad en la que todos y todas podamos vivir y convivir bien, este camino jamás podrá ser recorrido sin las diferentes voces y vivencias de quienes componen la sociedad ecuatoriana. Es precisamente en esta diversidad, en su riqueza y en sus distintas visiones sobre cómo combatir las desigualdades, donde se juega la sostenibilidad, la dignidad y la justicia a la que muchas aspiramos y pretendemos contribuir.

Latinoamérica, Trump y la actualización de las dominaciones

Los escenarios que se abren con la implementación de los acuerdos de paz, deben tener, por parte de los sectores críticos y de izquierda, una lectura antineoliberal, antiracista, antimachista y antiextractivista. El despliegue de la resistencia dependerá en gran medida del enfoque con el cual se construyan estos escenarios de implementación de los acuerdos y construcción de paz.

Apuntes sobre el golpe de estado en Brasil

Los grupos que se posesionaron el pasado 12 de mayo, mostraron su fuerza dentro del aparato del Estado. Su juego nunca fue combatir la corrupción o construir un Estado incluyente o participativo. La fragilidad y el desgaste de un Gobierno de coalición (tal como expone en su crítica al PT Atilio Borón en una de sus columnas) abrió la posibilidad para que la oposición desplegara sus estrategias para atacar desde adentro y desde afuera.

Despojo con domicilio panameño

El posacuerdo demandará importantes inversiones estatales, de tomarse en serio. Sin embargo, esto no puede ser excusa para adelantar reformas tributarias que profundicen la desigualdad y pongan más cargas a las clases medias y a los trabajadores. Al contrario, los recursos deben provenir de los sectores de mayores ingresos. El refugio de capitales en paraísos fiscales obstruye este propósito, combatir esta práctica parece una importante fuente de recursos para el fisco, que el Estado colombiano debe aprovechar.

Deseo de desigualdad y tiempo. Sobre la coyuntura argentina

El PRO se encuentra, en estos meses de gestión, con el progresivo reacomodamiento de actores que conforman el mapa general del país: los sindicatos -cuyas cinco centrales reunificaron fuerzas, por primera vez en muchos años, para realizar la primera movilización masiva, el pasado 1 de mayo-, ciertos sectores de la oposición política peronista, hasta aquí desunida (pero mayoritaria en el poder legislativo) y un creciente activismo social.