De Snowpiercer a Okja: lucha de clases y liberación animal

La violencia estructural hacia los animales se disfraza con el discurso de la responsabilidad empresarial, el bienestar animal y el desarrollo sostenible. Una “mentira piadosa” para hacer más atractivo el engaño colectivo al que nos acostumbramos. Y es que, si bien algunos ignoran esta realidad, la mayoría sabemos cómo son las cosas, pero no queremos hacer nada al respecto.

La parábola de Pepe y Pablo

Pienso que hay cierto tipo de impulso prometéico en todos los seres humanos. Ciertamente existe uno en el caso de los micos de Patarroyo, como también había uno en el sueño de Pablo Escobar de crear un “jardín del Edén en el que ninguna fiera se comiera a otra especie”. Un impulso similar fue el que llevó a sus verdugos –y a aquellos de Pepe el hipopótamo- a inmortalizar ese momento en que fueron más grandes que la vida.