“Cambiemos” en Argentina, y la política de memoria, verdad y justicia: las dudas persisten

Si bien la política de memoria, verdad y justicia en Argentina ha podido avanzar por decisiones del poder político y judicial, fue el rol activo del movimiento de derechos humanos el que permitió e impulsó que esta agenda fuera asumida como política de Estado y, tal y como señaló el presidente de la Corte Suprema de la Nación, hoy sea considerada como parte del contrato social de la sociedad argentina.

Carisma

El carisma no es un rasgo accesorio del peronismo o el principal método para poner en práctica sus políticas. La contextura afectiva del peronismo no es el medio para llevar a cabo prácticas de gobierno, ni tampoco es el resultado de esas prácticas: no es simplemente -aunque no deja de ser también- una simpatía que se traduce en votos. La contextura afectiva del peronismo es su rasgo constitutivo. El peronismo, como bien dijo una colega mía peronista, es una “educación sentimental”.

De cómo los yugoslavos descubrieron Argentina*

El obrero Krbavcic no era el ciudadano europeo-burgués que esperaban los distinguidos habitantes de la República Argentina. Los Drassich, los Krbavcic y un sin número de familias, decidieron no soportar el hambre de la Europa belicista del siglo XX y trabajar para llenar sus mesas y las mesas de otros; el goce de esos invocados manjares, ya no debían ser exclusivos de unos cuantos, la buena vida debe ser posible para todos.