El sentido de este sinsentido

Afortunadamente el fin de la historia no es más que una refinada falacia, superada por las dinámicas de actores sociales cuyas energías vitales ponen de presente la posibilidad y necesidad de un mundo mejor. Hoy, en un contexto de mundialización de la ley de valor y de hegemonización de la relación social capitalista, es necesario, tal vez más que nunca, traer a colación la propuesta de Ernesto Guevara en términos de ser realistas y hacer lo imposible.

La crisis europea: ¿funciona el capitalismo?

Si el lema de los recortes en Europa es: la vida que obstruye al mercado no merece vivir, la pregunta más razonable no es si la vida merece vivir, si los europeos merecen o no los recortes y las condiciones miserables de vida que se les imponen, sino: ¿el mercado, el capitalismo, merecen tener nuestro aval y aprobación?, ¿es democrática una sociedad que depende del mercado para la definición del destino de la vida de sus miembros?