La política de las huellas

En este artículo ofrezco una interpretación del performance que la artista Regina José Galindo realizó en la Ciudad de Guatemala en el año 2003, titulado: Quién puede borrar las huellas? Mi decisión de volver sobre dicho performance está motivada por darle un contexto histórico más amplio a la masiva protesta del pueblo guatemalteco frente al Palacio Nacional de la Cultura en la ciudad de Guatemala, este pasado domingo 27 de Agosto, en protesta contra el corrupto gobierno de Jimmy Morales.

La (dis)continua acumulación originaria del capital en Buenaventura

En este artículo busco interpretar la movilización del pueblo negro en Buenaventura como la apertura de un horizonte anti-capitalista y de-colonizador para el país en el marco actual del postconflicto. La posibilidad de dicho horizonte depende de entender la represión que el Estado ha ejercido contra el paro cívico, de cara a lo que denomino la (dis)continua acumulación originaria del capital en Buenaventura.

La tragedia de la revolución haitiana

La tesis de este artículo sugiere la tragedia como el género dramático que expresa y problematiza la brecha existente entre la liberación y la libertad, la brecha que caracteriza la eticidad de la post-colonialidad haitiana. Una doble ausencia estructura dicha brecha en el horizonte de la libertad, una que marca la primera afirmación de la libertad ilegible en la segunda o, en otras palabras, una que cuestiona la imposibilidad de traducir la liberación en la libertad de acuerdo a los términos constitutivos de una modernidad incapaz de confrontar la historia de su colonialidad.

“Pa que se acabe la vaina”: un comentario

Parece muy tímido un futuro deseado, por no llamarlo una utopía, basado en la afirmación de un liberalismo y una modernidad “verdaderos” en contra de la simulación que de ellos ha hecho la oligarquía. Los retos del mundo contemporáneo, en particular la necesidad de reformular nuestra relación con la otredad y la diversidad, cuestión crucial en un país en guerra como Colombia, así como con la naturaleza, evidencian los límites de ese horizonte normativo.