Blancanieves

Lo que con esto quiero señalar es que la cirugía plástica goza de tanta fama hoy porque en buena medida se entronca con una demanda subjetiva muy fuerte y, en este sentido, no es una absoluta novedad sino un desarrollo de la técnica que han puesto en ejercicio los seres humanos casi desde siempre, y que se ha volcado mucho más a la imagen propia desde que en la escena de la historia fue apareciendo como protagonista el individuo.

Eros agónico en la era “del placer”

Todas nuestras experiencias vitales están profundamente trastocadas bajo este régimen: la sexualidad, en particular, es sometida a la regla pornográfica que, en nuestros días, se ha convertido en la fuente de normalización del sexo. Aquí y allá vemos cómo se comercia con los atributos sexuales pues hace parte de las presuntas libertades que ofrece el sistema, la ‘libertad del placer’.