Una Nueva política de vida y democracia directa 

A menudo parece un discurso romántico y demagógico el declararse defensor de la vida, pero la realidad ambiental y social nos va ubicando a los humanistas en esta orilla de defender lo obvio. El sentido común del capitalismo que domina las conductas y acciones cotidianas de las sociedades contemporáneas tiene en esencia un sentido antihumano, destructor de la naturaleza y que reivindica la desigualdad como un patrón de reproducción social imposible de ser transformado, porque es lo natural o un mandato divino.  

Consulta Anti-corrupción y Participación Ciudadana.   

La Consulta Anti-corrupción representa un reto cuantitativo y cualitativo, pues se requieren 15 millones de votos para alcanzar el objetivo, 6 millones más de lo obtenido en las elecciones presidenciales. Es la oportunidad de avanzar otro paso en la transformación del modelo político corrupto que le ha permitido a los mismos de siempre elegirse una vez más; sin embargo, hay que señalar que la consulta solo toca algunos de las aspectos que propician o toleran la corrupción en Colombia, aún tenemos mucho por hacer para superar la cultura del más “vivo”, de la ventaja, de la trampa, tenemos mucho que hacer en las instituciones del Estado, en las entidades del orden territorial, en las formas de gobernar.

El fenómeno “Amlover” en México: ¿La nueva cara de la izquierda en Latinoamérica?  

El fenómeno “Amlover” pone al descubierto un nuevo lenguaje político intergeneracional, agotado de la política tradicional y con un horizonte de expectativa orientado hacia la justicia social, la inclusión y proyectos sustentables. El gabinete que integrará el nuevo gobierno mexicano está conformado por intelectuales y académicos egresados de universidades públicas, alejados de la tecnocracia operante.  Los ojos del mundo, en especial de América Latina, están puestos sobre López Obrador. El primer paso fue conquistar la presidencia, lo que sigue es darle contenido a esa izquierda que él representa. 

El triunfo de López Obrador. Una oportunidad histórica para la izquierda mexicana 

El triunfo de AMLO puede ser entendido -al menos parcialmente- como una reacción popular a la crisis social, política, económica y moral del sistema político mexicano. Esta crisis se agudizó en el 2014 con la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, lo cual demostró la descarada complicidad entre los partidos tradicionales, la fuerza pública y el crimen organizado. 

El 17 de junio: ¿nuevamente la paz?

En cualquier caso, hemos ganado mucho en este proceso y es importante que la cualificación democrática del país, que ha permitido estos Acuerdos de Paz, continúe fortaleciéndose y permita que esa apertura a nuevas fuerzas en los distintos escenarios de participación se materialice, permitiendo que la deliberación política alrededor de los problemas comunes resulte más efectiva en construir alternativas que transformen realidades que lo demandan.

Cambios en el pulso de las fuerzas políticas partidistas en Colombia: ¿hacia una maduración del sistema de partidos?

A pesar de que el uribismo vuelva al poder, ya no tendrá un apoyo mayoritario aplastante  en la opinión pública y, al contrario, contará con una oposición importante. Es claro que el próximo Gobierno tendrá que tomar medidas de gran envergadura frente al problema de la corrupción, pues la legitimidad del sistema político está en entredicho y las expectativas de cambio entre la ciudadanía en este aspecto son fuertes.

Entrevista Mario Hernández: elecciones 2018

La academia tiene la función de pensar, proponer, entender, criticar… y creo que en los dos escenarios tendría mucho que hacer. Es decir, en el escenario de una construcción de sociedad en paz con esta propuesta de Petro, yo creo que hay mucho que apostar y que aportar en la construcción de esa propuesta. Pero también en el caso de que gane Duque pues hay mucho que confrontar, hay mucho que discutir, hay mucho que seguir debatiendo desde la academia y buscar hacer respetar la autonomía de la academia precisamente para conservar un pensamiento crítico que pueda estar muy atento a esta visión tan restringida y tan autoritaria que nos implicaría un triunfo del uribismo con Duque a la cabeza.

Entrevista Oscar Guardiola: elecciones 2018

La lectura de los resultados de la primera vuelta es precisa: la mayoría de quienes votaron, no lo hicieron por Uribe/Duque. Es decir, no eligieron el camino propuesto por quienes, al tiempo que denuncian al menos una de las candidaturas alternativas a la situación corriente como promoviendo el “odio de clases”, son quienes han venido librando de tiempo atrás una verdadera guerra de clases por parte de los ricos

Entrevista Farid Benavides: elecciones 2018

Creo que una presidencia de Duque supone una transformación radical del Estado colombiano porque cuenta con la mayoría del Congreso, cuenta con unas instituciones judiciales muy conservadoras y además esto supondría que el proceso de paz sufriría un golpe muy importante porque ya sabemos que Duque está en contra de la Jurisdicción Especial para la Paz y en contra de muchos de los resultados del acuerdo de paz.

El voto en blanco y sus contradicciones

la consecuencia práctica de los planteamientos de Riveros consiste en que es preferible desencadenar una política del terror con el fin de preservar unas ideas blancas intactas. En esa medida, la sociedad colombiana logrará superar el terror en el momento en el que una persona con ideas blancas logre disputar el poder del Estado porque el uribismo no se combate con posiciones, sino con el blanco deslactosado de una política de centro.

Las mujeres y las personas LGBT también nos estamos jugando la paz en estas elecciones

La coyuntura actual se nos presenta, a quienes defendemos los derechos de las mujeres y de las personas LGBT, también compleja. No es suficiente con elegir una candidatura que se comprometa a implementar el Acuerdo de Paz, por más fundamental que esto sea. Se trata de elegir una que comprenda que las discriminaciones que enfrentan cotidianamente las mujeres y las personas LGBT hacen parte también de las desigualdades estructurales que han alimentado el conflicto social y la lógica de la violencia en nuestro país, y que comprenda también, que estas desigualdades se acentúan aún más cuando se trata de mujeres indígenas, afrodescendientes, trans y empobrecidas, dados los altos niveles de estigmatización, racismo y clasismo que persisten en Colombia. En otras palabras, que comprenda que la paz nunca es completa si dejamos que se base en exclusiones.

Presidenciales de Colombia 2018: humanismo o barbarie

El resultado electoral de la primera vuelta para la elección del presidente de la República de Colombia (2018-2022) expresa el antagonismo entre dos cosmovisiones: de una parte, la defensa del status quo, esto es, la sociedad tradicional, herencia de la conquista y el pasado colonial que se reproduce de manera violenta y excluyente hasta nuestros días; de otra, el país que aspira a integrar la postmodernidad del siglo XXI, respetuosa de la dignidad humana, la pluralidad y la convivencia pacífica, la libertad y la democracia, promotora de la armonía economía-naturaleza y del conocimiento creativo asociado a la cuarta revolución industrial.