El cambio ya empezó

No fuimos derrotados, hemos avanzado y el proyecto de darle a Colombia su primer gobierno democrático simplemente se ha aplazado. Por primera vez en la historia colombiana las fuerzas alternativas somos opción real de poder, representamos a más de 8 millones de colombianos y colombianas que quieren el cambio; debemos organizar la esperanza, es decir, organizar a todas las fuerzas vivas que espontáneamente desde todos los lugares de Colombia se sumaron a la campaña de la Colombia Humana; hay que trabajar para consolidar la unidad de los sectores progresistas, demócratas, alternativos y populares; sumarnos a la campaña de la consulta anticorrupción y luego ir por las alcaldías y consolidar gobiernos locales en el 2019.

¿Es importante que haya una mujer vicepresidente?

Es absolutamente indiferente que tengamos a la primera mujer vicepresidente —como si el sexo de quien gobierna fuera una prenda de garantía para la equidad—. (…) En este caso, le está sirviendo a un sector político ultraconservador, para mostrar su supuesto compromiso con las mujeres, sin necesidad de hacer nada en su favor. En un contexto como este, que haya una mujer en la vicepresidencia, al menos en lo que concierne a nuestros derechos, no representa nada.

La Coalición Colombia en las presidenciales: el fracaso del centro

La Coalición Colombia, que reunió las agrupaciones Compromiso Ciudadano, Alianza Verde y la fracción del Polo Democrático liderada por el MOIR, tuvo un importante desempeño en las elecciones presidenciales hasta el punto de que, en contra de las encuestas, estuvo cerca de desplazar a Colombia Humana de la segunda vuelta presidencial. Sin embargo, fracasó rotundamente en su intento de constituir una identidad y un discurso políticos de centro.  

Petro y el porvenir del animalismo colombiano

Gustavo Petro y Ángela María Robledo están liderando una oportunidad única para que todas las causas justas puedan prosperar, incluida la causa animalista. No creo que tengan el programa ideal, pero sí el más adecuado para crear un ambiente favorable a la construcción de una sociedad en donde los animales no humanos puedan vivir con dignidad. Las reformas sociales y económicas que propone la Colombia Humana aportarían una base apropiada para que la política de «protección animal» pueda evolucionar hacia una política de «liberación animal». La posibilidad de construir una Colombia Animalista está en nuestras manos y el momento es ahora.

Nosotras votamos por Francia Márquez Mina

Tenemos la convicción de que un gobierno alternativo a la hegemonía de poder que ha gobernado a Colombia a lo largo de su vida republicana abriría la posibilidad de activar el tono y actitud intelectual de Francia Márquez Mina: la interrupción de un presente que parece que se cierra sobre nosotras como una condena, para iniciar un nuevo momento político de reparación, de cuestionamiento del modelo de desarrollo y del centralismo racista y expropiador.

El 17 de junio: ¿nuevamente la paz?

En cualquier caso, hemos ganado mucho en este proceso y es importante que la cualificación democrática del país, que ha permitido estos Acuerdos de Paz, continúe fortaleciéndose y permita que esa apertura a nuevas fuerzas en los distintos escenarios de participación se materialice, permitiendo que la deliberación política alrededor de los problemas comunes resulte más efectiva en construir alternativas que transformen realidades que lo demandan.

Cambios en el pulso de las fuerzas políticas partidistas en Colombia: ¿hacia una maduración del sistema de partidos?

A pesar de que el uribismo vuelva al poder, ya no tendrá un apoyo mayoritario aplastante  en la opinión pública y, al contrario, contará con una oposición importante. Es claro que el próximo Gobierno tendrá que tomar medidas de gran envergadura frente al problema de la corrupción, pues la legitimidad del sistema político está en entredicho y las expectativas de cambio entre la ciudadanía en este aspecto son fuertes.

Entrevista Mario Hernández: elecciones 2018

La academia tiene la función de pensar, proponer, entender, criticar… y creo que en los dos escenarios tendría mucho que hacer. Es decir, en el escenario de una construcción de sociedad en paz con esta propuesta de Petro, yo creo que hay mucho que apostar y que aportar en la construcción de esa propuesta. Pero también en el caso de que gane Duque pues hay mucho que confrontar, hay mucho que discutir, hay mucho que seguir debatiendo desde la academia y buscar hacer respetar la autonomía de la academia precisamente para conservar un pensamiento crítico que pueda estar muy atento a esta visión tan restringida y tan autoritaria que nos implicaría un triunfo del uribismo con Duque a la cabeza.

Entrevista Oscar Guardiola: elecciones 2018

La lectura de los resultados de la primera vuelta es precisa: la mayoría de quienes votaron, no lo hicieron por Uribe/Duque. Es decir, no eligieron el camino propuesto por quienes, al tiempo que denuncian al menos una de las candidaturas alternativas a la situación corriente como promoviendo el “odio de clases”, son quienes han venido librando de tiempo atrás una verdadera guerra de clases por parte de los ricos

Entrevista Farid Benavides: elecciones 2018

Creo que una presidencia de Duque supone una transformación radical del Estado colombiano porque cuenta con la mayoría del Congreso, cuenta con unas instituciones judiciales muy conservadoras y además esto supondría que el proceso de paz sufriría un golpe muy importante porque ya sabemos que Duque está en contra de la Jurisdicción Especial para la Paz y en contra de muchos de los resultados del acuerdo de paz.

El voto en blanco y sus contradicciones

la consecuencia práctica de los planteamientos de Riveros consiste en que es preferible desencadenar una política del terror con el fin de preservar unas ideas blancas intactas. En esa medida, la sociedad colombiana logrará superar el terror en el momento en el que una persona con ideas blancas logre disputar el poder del Estado porque el uribismo no se combate con posiciones, sino con el blanco deslactosado de una política de centro.