Para desescalar las historias nacionalistas (I): ¿Por qué los historiadores y los políticos deben evitar la construcción de la identidad nacional a través de la historia nacional?*

Hay muy buenas razones para evitar que la historia se convierta en la base de la formación y de la legitimidad de la identidad. Parece más sabio asumir que la sociedad estaría mejor con identidades débiles y flexibles, que con aquellas que están basadas en el fuerte sentido de un pasado nacional común.