Infraestructura comunitaria para la comunicación

El tema de tener infraestructura comunitaria, en el caso del campo colombiano, no sólo es un tema de conectividad. Se trata de garantizar el derecho a la comunicación. Es también una estrategia para protegerse como comunidad. Las economías ilícitas que existían en los territorios controlados por las FARC-EP y que fueron regulados por ellas, ahora se volvieron en botín de guerra de Los Rastrojos, el Clan del Golfo y estructuras criminales que se asocian o colaboran de alguna forma con los anteriores.

La minga: más allá del hecho político

Es claro que la relación entre el Estado colombiano y los pueblos indígenas es cada vez más simbiótica y lo que se plantea de fondo, aunque no siempre sea evidente o reconocible, es la negociación de los términos de la integración de los pueblos indígenas al proyecto de nación y, de forma decisiva, dependerán de las mingas (de cualquier índole) y la vitalidad del movimiento indígena, los aspectos sobre los cuales se termine de definir las condiciones de su ciudadanía.

Pluralismo jurídico y liberación de la madre tierra

Las mingas de resistencia por la liberación de Uma Kiwe (Madre Tierra) se han mantenido, pues se entiende que es el llamado de la Madre Tierra para este tiempo. De hecho, desde de la invasión española, los Nasa han encontrado diferentes formas para proteger sus territorios. Son bien recordadas en el norte del Cauca las luchas de la Cacica la Weitama y el Cacique Sat Tama quienes lograron que la Corona Española les reconociera expresamente el derecho de mantener su autoridad.

Todo es cuestión de sentido común: reflexiones y perspectivas del movimiento indígena colombiano. Del “enfoque diferencial” y los proyectos de inversión a los procesos comunitarios

Con el establecimiento de un espacio de negociación entre las organizaciones indígenas y el Gobierno nacional conocido con el nombre de la Mesa Nacional de Concertación, la viabilidad de incidir sobre las decisiones gubernamentales se ve relegada a la participación en este espacio institucional y a la posibilidad de incluir en cada documento oficial el concepto del “enfoque diferencial”.