La caída de Kirkuk, el fracaso del proyecto burgués para el kurdistán y el fortalecimiento de su opción popular

Lo resaltable de los procesos kurdos en Siria y Turquía es que ambos parten desde una perspectiva popular y contrahegemónica, son feministas, ambientalistas, internacionalistas y, además, se basan en principios libertarios y marxistas para comprender la realidad y actuar frente a la misma, mientras proclaman al Confederalismo Democrático como su base ideológica.

El Estado Islámico y la guerra solapada en medio oriente

Antes que apoyar a Rusia y a Putin con una fe ciega y con una actitud panfletaria, la izquierda debería concentrar sus esfuerzos en elaborar y difundir una caracterización precisa de la guerra. En la así llamada guerra contra el terror, este último no es un puro efecto de la violencia generada por las acciones repudiables de los grupos extremistas y antidemocráticos. El efecto de la violencia es multiplicado y apreciado, sobre todo, por los Estados que dicen combatir el terror.

Giro international (in Syria)

Los sirios en su diversidad compleja, no pensaban en la violencia ni en transformaciones radicales; sus exigencias eran “simples” y ellos soñaban con los principios de una vida decente universalmente reconocidos: la abrogación del estado de sitio, elecciones libres, el multipartidismo, una sociedad civil libre, la liberación de los presos políticos, la libertad de prensa y el combate contra la corrupción endémica que reinaba.

La necropolítica y el “mal menor”: Hacia una nueva economía del poder después de Gaza

La matanza protagonizada por Israel en Gaza pone de presente que la necropolítica y el “mal menor” continúan siendo los dos idiomas centrales para describir las formas más extremas de violencia neocolonial actual. Esta nueva economía del poder acentúa las formas estatales del “dejar morir”, la creación de condiciones que garantizan la “muerte lenta” del “otro”, el exterminio de los palestinos mediante el racionamiento mortal de sus condiciones de vida y la anexión ilegal de sus territorios por parte del Estado de Israel. En esta nueva economía del poder la crítica y el conflicto aparecen ya anticipados en el cálculo de la destrucción (bajo el argumento del “mal menor”), una dinámica que alterna entre la muerte intensa del genocidio y la muerte lenta de la ocupación.

Palestina y las Naciones Unidas

Puede que las resoluciones de la ONU queden sepultadas y los pronunciamientos de la comunidad internacional ahogados por los hechos de fuerza de Israel. Puede que Israel logre ocupar todo el territorio palestino y logre demorar o incluso impedir definitivamente la creación formal de un Estado palestino. Pero Israel no podrá, al menos por un largo tiempo, borrar a los palestinos de la tierra.

El Estado Islámico y las contradicciones de la lucha contra el terrorismo

La razón por la que no puede augurarse un final rápido del Estado Islámico es que combatirlo integralmente exige que Estados Unidos renuncie a buena parte de sus intereses en oriente medio y abandone sus planes en Siria. Y es muy poco probable que eso suceda. Por no alterar sus planes geopolíticos, Estados Unidos podría crear otro monstruo para combatir el monstruo.

Las guerras por la Paz

Es importante hacer una crítica sobre los límites de la racionalidad política internacional que fundamentan los principios de libertad, humanidad, seguridad y democracia: ¿Qué tipo de política predica sobre los sujetos en este mundo? ¿Es posible que la justicia, la ley y el derecho sean las únicas formas de hacer política? ¿La seguridad y los flujos de “libre” comercio deben construir la idea universal de humanidad? ¿Qué consecuencias trae afirmar la “amenaza terrorista” en un territorio?

Palestina y no más de lo mismo

La muerte de Palestina, de sus formas de comunidad, de su vida cotidiana, de sus tradiciones o en general de su vida política, es también la muerte de aquellos que, como los palestinos y palestinas, resisten frente a las distintas formas de explotación de nuestro tiempo. Por eso reflexionar sobre las causas de las masas explotadas y oprimidas del mundo en relación con las causas del conflicto palestino podría distanciarnos, quizás, de ese ciclo repetitivo y peligroso de lo mismo y siempre lo mismo.

Cómo construir su propia máquina de guerra israelí

La teoría matemática del efecto mariposa es una realidad política en el conflicto israelí-palestino. Sin embargo, no es solamente que esta mariposa actúe en una realidad sumamente dispuesta a la fuerza armada y militar, en donde parece que el ataque mortífero habla más elocuentemente que todo acuerdo diplomático. También las fuerzas opuestas que estructuran esta realidad tan dispuesta a la violencia son profundamente desequilibradas.

Los dos 11 de septiembre y la intervención en Siria (primera parte)

La invasión a Siria es una suerte de síntesis reaccionaria entre los dos 11 de septiembre. Del 11 de 1973 los Estados Unidos extrae la eficacia de la política represiva y oculta su participación en ella. Del 11 del 2001 los Estados Unidos extrae la neutralización política que conlleva rehacerse simbólicamente como víctima y exteriorizar —incluso lingüísticamente, al reclamarse líder de la ‘guerra contra el terror’— la violencia de la que ese gobierno es el principal agente.

Egipto en la encrucijada

Aunque por ahora Tamarrod y los militares no estén en un conflicto explícito, el hecho de que tengan aspiraciones distintas pone al escenario egipcio en una temporalidad de mediano o largo plazo para su desenvolvimiento. Los medios habían establecido hace dos años que las elecciones eran suficientes y que ya todo había terminado. Pero no fue así. Y la situación actual tampoco supone una resolución definitiva.