¿Qué pueden tener en común la Reserva forestal, Camilo y Vicky Dávila?

La diversidad de estados de ánimo ante esta coyuntura se confirma. Por un lado, con la risa que provocan los comentarios de grandes académicos hacia Peñalosa, la nostalgia que genera la eficacia del amor de Camilo en varias generaciones y la rabia que se alcanza a sentir al sospechar que delitos tan graves, como los que se pueden estar presentando en la Policía, queden impunes por un gran espectáculo mediático.

Las contradicciones ideológicas del humanitarismo de derecha colombiano, a la luz de la realidad internacional

Mucho puede llenarse la boca la derecha humanitaria hablando de acabar con el racismo, los abusos contra la mujer en el mundo islámico y el régimen déspota chavista, pero no podemos permitirnos olvidar estos -¡y todos!- los avances sociales de nuestra época: sufragio universal, derechos de las minorías étnicas, derechos de la mujer, de la niñez, de los trabajadores, de las minorías LGBT, educación universal, salud universal, etc., son precisamente los logros de la izquierda.

¿Y como pa´ qué eso de las garantías judiciales? Medios y presunción de culpabilidad

El proceso judicial continua, pero, independientemente de cómo termine, los medios de comunicación no parecen estar interesados en analizar el caso, ni en entender esta cuestión extraña del debido proceso y cuestionar al poder político y judicial por las acusaciones falsas contra estos 13 activistas, en particular, al Presidente de la República, al Vicefiscal General de la Nación y a la Policía Nacional

Fantasmas recorren las fronteras

¿Qué diferencia existe cuando en cualquier frontera un grupo armado ilegal es capaz de controlar el mercado, las oportunidades de vida y las condiciones básicas para garantizar seguridad? ¿Es entonces la forma Estado capaz de regular las dinámicas que el mercado está generando a nivel mundial? ¿Es esta la forma de vida que se ofrece o, mejor, la que se impone en territorios no desarrollados?

Lois Lane y Superman: El periodismo y la democracia contra el neoliberalismo

En este artículo propongo una interpretación política del comic de Superman, que destaca el valor democrático de la actividad periodística contra la hegemónica alianza neoliberal entre la industria militar y el capital transnacional. Mi interpretación parte de re-significar el vínculo existente entre Superman y Lois Lane, a partir de una traducción política del heroísmo en el universo igualitario de lo público.

Sintiendo y viviendo el terrorismo de Estado: La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud, la ignorancia es la fuerza

La maquinaria del ministerio de Guerra (policía, fiscalía) como en el cuento de Orwell aceleró su funcionamiento y en el nombre de la estabilidad social enviaron a la cárcel a los(as) 13 presuntos responsables. ¿De qué delito? Hasta ahora nadie lo sabe. ¡El gran hermano te vigila pero también te castiga!

Uribe y la bandera falsa del Cesar

En estos momentos el Cesar está despertando, las comunidades campesinas y pescadoras están involucradas en acciones directas y pacíficas por la recuperación de sus territorios y por la defensa del medio ambiente; los detentadores de la tierra le temen a ello porque su poder descansa en la inacción de las víctimas de las distintas olas de despojo que vienen efectuado desde generaciones atrás.

La presunción de inocencia y los montajes judiciales: lo importante es el escándalo, no la responsabilidad penal

El país debe ser consciente de que la búsqueda de la paz y los escenarios de posconflicto requieren ajustes institucionales en todo nivel, los cuales garanticen que las condiciones que propiciaron el conflicto no se vuelvan a dar, entre ellas, el uso del derecho penal como un arma de guerra, la criminalización de la protesta social, y la protección y no estigmatización de los actores políticos de oposición.

Respuesta a los Infundios de La Silla Vacía

Sobre el caso de Melgar, ciertos “periodistas” discuten si eran 54 ó 53, si quienes aparecen en los videos pornográficos eran todos marines o no, pero se ignora el tema de fondo: existen abusos sexuales, y los responsables (funcionarios, ciudadanos y efectivos estadounidenses) están cobijador por “acuerdos” de impunidad, que han sido ratificados por el gobierno colombiano y representan un oprobio y una vergüenza para cualquier país decente.

Las derechas

No se enfrentan modelos de país distinto, sino, que asistimos a una pugna de liderazgos personalizados traducidos en rivalidades mediáticas, componendas clientelistas, disputas por control económico y ambiciones burocráticas. Ello sin desconocer los matices en temas cruciales como la paz, aun cuando su alto impacto mediático exacerba las tensiones y construye realidades ficticias que confunden la opinión.

Del pragmatismo de los victimarios al derecho de las víctimas

Si la balanza está entre justicia y verdad, la disputa debe ser por la construcción de ese relato. Las víctimas no pueden seguir siendo las grandes ausentes en la vida política nacional, en los medios de comunicación ni en la justicia. Deben ser las protagonistas en la construcción de otra verdad, que no sea la última ni la acabada, pero sí la que no se ha escuchado.

Bajo el yugo de las masas

Al comenzar esta columna había pensado acabar con un llamado a todos quienes producimos contenido que consideramos crítico y lo publicamos en Internet, a que nos levantáramos en contra de esas masas de comentaristas furiosos y los castiguemos con el proverbial látigo de la indiferencia. Pero, ¿cómo permanecer indiferente ante una horda de bárbaros? ¡Si es que ya nos han invadido! Que los dioses nos amparen.