Economía política del Presupuesto General de la Nación (PGN), 2018

la evidencia histórica enseña que las legendarias rentas de las clases privilegiadas de los países atrasados no contribuyen en la más mínima medida  al crecimiento de las inversiones, sino por el contrario, limitan el desarrollo económico y social. En el siglo XVIII, Adam Smith (1723-1790) enseñaba que para lograr el desarrollo económico de un país “poco o mucho lo que necesita… es la paz, bajos impuestos, igualdad social, una administración y una justicia regulares, y que todo lo demás irá siguiendo el curso natural de las cosas”.

La rebelión no se perdona

La oligarquía no pretende limitar su poder sobre el pueblo, por eso tortura y mata a los que logran gozar de libertad, tratando de trascender sobre la base de la lucha revolucionaria, para imponer el miedo y el terror y que el pueblo no vuelva a revelarse bajo forma alguna, ya sea con la fuerza o con la palabra: “detrás del dispositivo que parece reconocerme que parece reconocerme, ¿no hay también otros hombres que, en realidad, no quieren reconocerme sino sólo controlarme y acusarme?