Economía política del Presupuesto General de la Nación (PGN), 2018

la evidencia histórica enseña que las legendarias rentas de las clases privilegiadas de los países atrasados no contribuyen en la más mínima medida  al crecimiento de las inversiones, sino por el contrario, limitan el desarrollo económico y social. En el siglo XVIII, Adam Smith (1723-1790) enseñaba que para lograr el desarrollo económico de un país “poco o mucho lo que necesita… es la paz, bajos impuestos, igualdad social, una administración y una justicia regulares, y que todo lo demás irá siguiendo el curso natural de las cosas”.