Avatar

* Palabras al Margen

Palabrasalmargen.com es un portal de opinión y análisis político donde queremos que confluya y se exprese la academia colombiana crítica y comprometida con la construcción de un país democrático, en el cual prime la justicia social, el respeto a los derechos humanos, la diversidad y la búsqueda de la paz.

La historia del Ecuador es también compleja, con hechos relevantes en los últimos años. Desde finales de los noventa ningún presidente logró terminar su periodo, Correa fue el primero en lograrlo e incluso fue reelegido. Antes de él tres presidentes fueron expulsados por las protestas en su contra. El presidente Abdalá Bucaram  fue derrocado en 1997 por denuncias de robos y corrupción. Cuando no llevaba ni un año en el poder, enfrentó una fuerte oposición de parte de las élites y por el descontento en la población mayoritariamente de Quito. Tras una ola de protestas, cuyo culmen fue una marcha el 5 de febrero de 1997, el congreso lo expulsó por “incapacidad mental”. El presidente Jamil Mahuad también fue derrocado en 2000, en parte efecto de la crisis financiera del Ecuador en 1999, el movimiento indígena resumió el descontento por su gestión. Fue destituido luego de que la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) se tomaran las calles de Quito, apoyados por coroneles de las Fuerzas Armadas. El gobernante Lucio Gutiérrez también fue defenestrado en 2000, a pesar de que en un primer momento tuvo el respaldo de la CONAIE y del movimiento político Pachakutik, quienes finalmente estuvieron en su contra.

Estas dinámicas de andar tumbando gobiernos se debe a una sumatoria de crisis pero también a una forma efectiva de entender la soberanía popular. Se evidencia en la cultura política una capacidad para indignarse y una incidencia directa en la política nacional ecuatoriana capaz de sacar un presidente. Pero la poca claridad frente a las propuestas a más largo plazo, después de tumbar el gobierno, parece no poseer una continuidad.

En este panorama en 2006 Correa fue elegido por primera vez como presidente. Él es una figura de la academia de izquierda, con experiencia en cargos públicos y un tecnócrata formado. Define su gobierno como “desarrollista” y progresista sin ser neoliberal, sus acciones están enfocadas en la reconstrucción del Estado, los servicios sociales  y crecimiento de los ministerios. Después de la casi desaparición del Estado con el neoliberalismo en los noventas, éste está siendo reconstruido. Es clasificado justamente como parte del posneoliberalismo1: gobiernos que  buscan reconstruir el Estado sin grandes trasformaciones al modelo económico.

Los aciertos de Correa: buen vivir, salud, educación, impuestos y carreteras

Uno de los cambios más importantes fue la reforma constitucional. La Constitución de Ecuador de 2008 plantea una nueva distribución del poder público con la separación de poderes en cinco ramas. Además, minimiza el papel del mercado, siendo reemplazado por un Estado fuerte y reconoce la soberanía alimentaria, dándole  énfasis en la producción agropecuaria interna y no a las exportaciones.  Otro de los alcances resaltables de la constitución es la inclusión del término “SumakKawsay” (buen vivir) buscando un desarrollo económico, social y cultural equilibrado y reconociendo la integralidad que debe existir entre el ser humano, su comunidad y la naturaleza.

Otro acierto del gobierno de Correa es la reforma a la salud, logrando un sistema que se acerca a la gratuidad. La inversión estatal en Salud ha crecido: en el 2006 el presupuesto fue de $561 millones y en el 2012 fue de $1774 millones, que representa el 6,8% del presupuesto general. Adicionalmente, se están produciendo medicamentos genéricos y se han duplicado las horas laborales y salarios de los médicos para aumentar la atención. Además de las campañas de salud preventiva como vacunación, se han puesto en marcha el funcionamiento de hospitales móviles. Sin embargo, aún falta  mayor cobertura, pues se evidencia ausencia de servicios médicos en zonas rurales.

Con la reforma a la educación se está alcanzando la gratuidad en todos los niveles de escolaridad. Se proyecta también aumentar los colegios fiscales (públicos). La universidad pública es totalmente gratuita, pero con restricciones como un examen de acceso o la propuesta de controlar el número de personas que entran a carreras donde ya hay muchos profesionales, lo cual pone en duda la posibilidad de que los jóvenes puedan escoger sin limitantes su profesión. Además de un control en la calidad de la educación logrando cerrar las “universidades de garaje”, la realización de campañas de alfabetización y programas de becas del gobierno para estudiar  posgrados en el extranjero. La inversión en educación se incrementó del 2,5% del PIB en el 2006 al 5,5% al cierre del 2011.  

Otro acierto parece ser la reforma tributaria, para que sean los más ricos quienes paguen impuestos, y las medidas que gravan al sector financiero, buscando reducir el poder y los beneficios para los banqueros. El Servicio de Recaudo Interno ha mejorado considerablemente la recaudación tributaria, todo esto para fortalecer el Estado.

Una de las banderas del gobierno de Correa ha sido mejorar las carreteras y la infraestructura en todo el país. Las carreteras están en excelente estado al menos entre la sierra y la costa – a años luz comparadas con las colombianas. Se han construido también obras de infraestructura importantes para conectar las regiones, esto beneficia a las poblaciones rurales alejadas pero también es una forma de garantizar condiciones para la extracción de recursos por ejemplo para los proyectos mineros.

Ecuador se ha destacado por que otorgó a 56.398 extranjeros el estatus de refugiado, de los cuales 98% son colombianos víctimas del conflicto, con programas de atención integral. Es el país de Latinoamérica con mayor número de refugiados. También es significativo el aporte activo desde Ecuador al fortalecimiento de la cooperación y la unidad latinoamericanas. Correa ha promovido convenios múltiples con los gobiernos progresistas de la región e integra  el ALBA, UNASUR y CELAC. Además, ha renegociado la reducción y el pago de la deuda externa que en 2005 consumía el 40% del presupuesto nacional y no renovó el acuerdo con Estados Unidos sobre la Base Aérea de Manta para que el país recuperara la soberanía nacional2. Estos hechos no son vistos con buenos ojos por Estados Unidos.

Los desaciertos de Correa: mega minería, derechos de la mujer y estructura agraria

Sin embargo, una de las grandes críticas del movimiento social al gobierno de Correa es el tema de la minería. Los megaproyectos de extracción de recursos minero-energéticos que están afectando toda Latinoamérica también han llegado a Ecuador. Entre otros proyectos que se adelantan, Correa firmó un contrato con la empresa china Ecuacorriente para la explotación en Mirador de USD 702 millones anuales de cobre. La duración del contrato fue estipulada en 25 años. Se estima que al año se extraerán USD 702 millones de ingresos. Ecuacorriente se comprometió en el contrato a entregar como regalías anticipadas USD 100 millones, monto que será entregado por fases3.

4 Fernanda1

Fuente: http://www.elcomercio.com

Durante el gobierno de Correa la CONAIE ha realizado movilizaciones para resistir a la minería a gran escala. Algunos sectores indígenas y ambientalistas que se oponen a los proyectos de minería exigen leyes sobre el manejo de agua y redistribución de tierras, así como la consulta del Estado a los indígenas antes de la explotación de petróleo y minerales en sus territorios, además de la disputa que se viene generando por el control del agua en los territorios. En este segundo periodo Correa debe regular más estrictamente las actividades de la megaminería y tener una disposición para dialogar con el movimiento indígena y ambientalista sobre el tipo de desarrollo para Ecuador.

Otro tema para debatir con el gobierno de Correa es el de los derechos de las mujeres, en particular el tema del aborto. En Ecuador, el 18% de las muertes maternas son causadas por abortos clandestinos y hay 330 muertes por cada 100.000 abortos, cifra muy superior a la tasa de mortalidad en los países donde el aborto es legal. La Organización Mundial de Salud estimó que en Ecuador hay alrededor de 125 mil abortos por año: uno cada cuatro minutos4. La posición de Correa frente al aborto es: “vetaré cualquier artículo sobre aborto que vaya más allá de lo que ya existe en el Código Penal”5. Además de su postura anti-abortista se ha expresado públicamente poniendo en duda la equidad de género como parte de la democracia y ha hecho comentarios machistas en público sobre las piernas y minifaldas de las asambleístas. Esto es catalogado como una falta de respeto por el movimiento feminista. Esta actitud de Correa pone en duda su capacidad para garantizar la equidad de género. En este segundo periodo se debería discutir el asunto de los derechos de las mujeres y plantearse la construcción de una sociedad basada en el respeto, la igualdad, la eliminación de toda forma de discriminación.

4 Fernanda2

Fuente: https://fbcdn-sphotos-h-a.akamaihd.net

La otra falla del Gobierno de Correa es la estructura agraria. Ecuador continúa con una estructura de gran propiedad latifundista con concentración de la tierra en pocas manos. El 92% del total de las provincias de la sierra tienen un índice de concentración que rebasa el 0.706. En este sentido resulta urgente la búsqueda de mecanismos de redistribución de la tierra, los cuales no pueden ser pensados sin implicar la afectación de la propiedad privada7. El gobierno de Correa debe dar respuestas a las demandas de las organizaciones sociales y de los sectores de lucha campesina sobre la redistribución de tierras, así como la necesidad de una verdadera transformación de la estructura agraria del país. La expectativa de este segundo periodo es que adelante un proceso de la reforma agraria que acabe con la inequidad.  

El segundo periodo de Correa y la región

Después del triunfo de Alianza PAIS, la pregunta es hacia dónde transitará el proceso de transformación que vive Ecuador. Hay cambios positivos pero aún hay deudas históricas por saldar. Correa deberá entablar un diálogo con los movimientos sociales y la sociedad para orientar su “revolución ciudadana”. La pregunta clave es si transitará hacia el cambio del modelo económico o se quedará únicamente en el posneoliberalismo y la reconstrucción del Estado. Ahora bien, sobre lo que se ha llamado “gobiernos alternativos” en América latina, vale la pena una reflexión en profundidad. Debemos preguntarnos realmente qué es lo “alternativo” y de “izquierda”. Son unos gobiernos que están recuperando el Estado pero queda la pregunta de si esto es suficiente para ser “alternativo”. ¿Es aún posible cambiar el modelo económico desde los gobiernos elegidos electoralmente o ya se renunció a ello?

Se debe crear un ambiente de diálogo entre el Gobierno y las organizaciones sociales para construir  un tejido social fuerte. Ecuador debe construir una capacidad fuerte de movilización social no institucionalizada como hubo en años previos. Recordemos que en las elecciones que acaban de pasar las organizaciones sociales y de izquierda no estuvieron con Correa. Estas jalonaron el abstencionismo y  algunas como el Pachakutik estuvieron con Alberto Acosta8. Como se preveía “en conclusión se puede decir que Correa ganará los votos del pueblo no organizado, pero no del pueblo organizado” . Adicionalmente, se ha denunciado criminalización a los defensores de los derechos humanos y  persecución a dos centenares de dirigentes sociales con expedientes abiertos por terrorismo, lo cual no deja de ser preocupante.

La imagen de una izquierda incapaz de gobernar estaba ampliamente difundida en América Latina y con estas experiencias se demuestra lo contrario. Correa avanzó en la universalización de derechos como salud y educación, sin duda fundamentales, y alcanzarlos significa una mejoraría importante en las condiciones pero ¿irá Correa más allá en su segundo mandato? ¿Le apostará a profundizar las reformas como la reforma agraria?  Lo que se construye en América Latina se ha resaltado por ser un modelo que ha generado esperanza y frescura. Hoy con la enfermedad que afronta Chávez peligra este bloque, con Correa puede profundizarse en rumbos trascendentales o estancarse. De ahí su extraordinaria importancia no sólo para Ecuador sino también para Colombia, América Latina y el Caribe.  

***

1Ver SADER, E. (2008). Refundar el estado. Posneoliberalismo en América Latina. Buenos Aires, CLACSO– CTA EDICIONES ; F. RAMÍREZ GALLEGOS y A. MINTEGUIAGA (2007), “El nuevo tiempo del Estado. La política posneoliberal del correismo”,  en OSAL, Buenos Aires, CLACSO, año VII, Nº 22, septiembre.
2Periódico El Ciudadano (20 de Julio de 2009). «Ecuador recupera soberanía en la Base de Manta».
3Ecsa afianza su camino http://www.ekosnegocios.com/revista/pdfTemas/368.pdf
4OMS: ¡Cada 4 minutos una mujer aborta en Ecuador! http://extra.ec/ediciones/2012/07/10/especial/oms-cada-4-minutos-una-mujer-aborta-en-ecuador/
5http://www.eluniverso.com/2012/07/10/1/1355/debate-sobre-aborto-queda-casi-definido-advertencia-rafael.html
6Índice de Gini sobre desigualdad. Dato tomado del Atlas de la Tenencia de la Tierra en el Ecuador (2011), Quito, SIPAE.
7Víctor Arroyo y Elena Gálvez. La Necesidad de una Reforma Agraria en el Ecuador del Siglo XXI. http://www.safiqy.org/perspectivas/economia/9016-la-necesidad-de-una-reforma-agraria-en-el-ecuador-del-siglo-xxi.html
8Alberto Acosta fue candidato a la presidencia  por la Unidad Plurinacional de las Izquierdas, una coalición de partidos políticos y movimientos sociales socialistas en oposición al actual régimen, sacaron una votación de sólo el 3,2%.
9François Houtart. Ecuador: Las fuerzas sociales y políticas a la víspera de las elecciones de 2013. http://www.lahaine.org/index.php?p=66399