* Palabras al Margen

Palabrasalmargen.com es un portal de opinión y análisis político donde queremos que confluya y se exprese la academia colombiana crítica y comprometida con la construcción de un país democrático, en el cual prime la justicia social, el respeto a los derechos humanos, la diversidad y la búsqueda de la paz.

Históricamente, en esta región del país, la falta de solución de los conflictos por la tierra ha sido una constante. Tal como lo reseña a nivel nacional Catherine Legrand (1988), Colombia se ha caracterizado, desde el siglo XIX, por la apropiación privada de tierras públicas (baldíos), de las que los campesinos han sido permanentemente expulsados. De este modo, en áreas históricas de colonización, se han consolidado grupos con grandes extensiones de tierra a costa de los campesinos.

El hecho más reciente de estos conflictos, en relación con la expulsión de campesinos y la apropiación privada de tierras en el Magdalena Medio, se ha generado en el caso de Las Pavas. Las disputas por estas tierras (1000 hectáreas aproximadamente) involucran a campesinos, grupos económicos y al aparato judicial y represivo del Estado colombiano. En los años sesenta estas tierras fueron entregadas por parte del Incora a familias campesinas; éstas fueron asediadas desde la década del ochenta por terratenientes y narcotraficantes que buscaban apropiarse de sus tierras, lo cual los condujo a una constante dinámica de expulsión y recuperación de su propiedad en las décadas de 1990 y 2000, hasta que en 2009 fueron desalojadas las 124 familias que allí se encontraban por orden de un juez de Mompox. La entonces fiscal general y actual senadora Viviane Morales4 dijo que el desalojo era legal, por lo que herramientas como la Ley de Víctimas y restitución de tierras muestra su ineficiencia.

Por otro lado, en relación con las empresas extractivas, en el Magdalena Medio existe la tradicional explotación y acopio de petróleo en Barrancabermeja y, en las últimas décadas, caracterizadas por los buenos precios internacionales de los minerales, se han hecho presentes nuevas empresas explotadoras de recursos mineros en departamentos como Cesar (carbón) y en localidades como la Serranía de San Lucas (oro), y la construcción de la represa Hidrosogamoso en el departamento de Santander, que han generado grandes impactos sociales y ambientales en la región.

En medio de estos conflictos, la presencia de actores armados ha sido común en varias áreas de la región del Magdalena Medio, frente a lo cual también han nacido procesos sociopolíticos de la población civil y las comunidades, apoyadas por “actores externos”. Estos han logrado visibilizar y articular experiencias (como los encabezados desde los años setenta por la Compañía de Jesús) que, no exentas de contradicciones (como algunas de las empresas que financian el Programa para la Paz del Magdalena Medio, nacido en 1998), buscan construir espacios para que las poblaciones de esta región puedan crear espacios de autonomía. Estas experiencias han logrado por momentos avances y experiencias significativas que han aglutinado diferentes sectores populares de la región, tal como fue la alianza obrero-campesina en los años ochenta o como actualmente se busca con la construcción de una Zona de Reserva Campesina en el sur de Bolívar5.

Finalmente, en esta región de país, pescadores y campesinos buscan reproducir o reconstruir en medio de la cotidianeidad espacios de libertad, muchas veces en medio de nuevos y viejos procesos de dominación, que los obligan a trabajar para otros, desplazarse a otras áreas, decidir no participar en protestas frente a evidentes injusticias, o no organizarse “políticamente” y seguir sus vidas en medio de sus dificultades.

***

1La región del Magdalena Medio corresponde al valle interandino del río Magdalena entre la ciudad tolimense de Honda, y la entrada del río a las llanuras costeras del Mar Caribe, ella está repartida entre los departamentos de Antioquia, Bolívar, Boyacá, Cesar y Santander, y en menor medida entre Caldas, Cundinamarca y Tolima.
2Es común que estas comunidades estén conformadas a partir de relaciones familiares, de amistad y de vecindad, es decir, tomando el concepto de comunidad trabajado por Geertz (1965), esta es un conjunto de relaciones configuradas a partir de valores, lugares, creencias prácticas y lazos de solidaridad comunes, que los diferencia de otras comunidades o personas “de fuera”, y conforman con ello una unidad de relaciones sociales.
3Ver: http://www.cinep.org.co/index.php?option=com_content&view=article&id=514%3Alas-pavas-de-los-campesinos&catid=104%3Aultima-edicion-de-cien-dias&lang=es
4Polémica por decisión de la Fiscalía sobre caso Las Pavas (2011/12/01) http://www.semana.com/nacion/articulo/polemica-decision-fiscalia-sobre-caso-las-pavas/250215-3
5BRAVO, A. M. Zonas de Reserva Campesina: Un análisis desde el Magdalena Medio. El Espectador, set. 2010. Disponible en: <http://www.elespectador.com/impreso/politica/articuloimpreso-222582-zonas-de-reserva-campesina>.