* Palabras al Margen

Palabrasalmargen.com es un portal de opinión y análisis político donde queremos que confluya y se exprese la academia colombiana crítica y comprometida con la construcción de un país democrático, en el cual prime la justicia social, el respeto a los derechos humanos, la diversidad y la búsqueda de la paz.

Lo dice Radamel Falcao García, que se ha convertido por estos días en toda una estrella colombiana, de quien se anunció oficialmente su fichaje para el Mónaco. Además el  delantero colombiano se ha destacado no sólo como futbolista sino también en el mundo de la publicidad. Renovó por un año su contrato publicitario con DIRECTV y se convirtió en el primer colombiano embajador de la marca suiza de relojes Hublot. También recibió condecoración de la Policía con la medalla al mérito ciudadano1 pues Falcao, aprovechando su imagen mediática, ha hecho varias campañas para la Policía Nacional. Y últimamente el ejército y la policía parecen especialistas en publicidad para limpiar su imagen.

La relación entre futbol y publicidad genera muchas ganancias y réditos, veamos a la empresa Pacific Rubiales. En mayo de 2012 esta multinacional se convirtió en un nuevo socio oficial de la selección Colombia con un contrato hasta 2014 que oscila entre $6.000 y $8.000 millones. En el evento donde Pacific fue presentado como socio oficial, José Francisco Arata, presidente de Pacific, y Federico Restrepo, Vicepresidente de Asuntos Corporativos, intercambiaron camisetas con José Pekerman, el seleccionador del equipo colombiano. Un evento innovador, en el que Pacific se convirtió en un miembro más del equipo. “En Pacific somos optimistas. Como la mayoría de colombianos, le apostamos a las grandes hazañas. Por eso somos parte de un mismo equipo”,  dijo Federico Restrepo. “En la cancha no sólo juegan once contra once”, dijo Pacific Rubiales.

Este hecho no es aislado, Pacific Rubiales tiene toda una ofensiva mediática bajo el eslogan  “Pacific es Colombia y es para ti”. La multinacional petrolera ha apelado a reiterar este mensaje elemental en televisión y radio. Con el objetivo hacer creer a la gente que lo que es bueno para esa empresa también lo es para todo colombiano. La inversión publicitaria del gigante petrolero alcanzaría los $30 mil millones. Las campañas publicitarias de Pacific no son sólo en medios ni en deportes – la petrolera canadiense utiliza el golf como una plataforma de relaciones públicas- sino que también paga campaña publicitarias en emisora La W y publirreportajes pagados que se presentan como periodismo, como por ejemplo en Kien&Ke como “El factor humano de Pacific Rubiales” o “El colombiano que pesa en Pacific Rubiales”. Ocurre en otros medios impresos, radiales y televisivos. Semana pagó un evento protagonizado por prestigiosos periodistas del mundo  y un libro con plata de Pacific. Todo esto se denomina “publicidad engañosa”,  aquella que parece verdadera, pero que oculta verdades2.

Verdades como las que se denunciaron en la pasada Audiencia petrolera del “juicio ético contra el despojo”. El 13 y 14 de julio del presente año, alrededor de 600 personas pertenecientes a diferentes organizaciones sociales y populares de los departamentos del Meta, Casanare, Boyacá, Arauca, Cundinamarca, Guaviare y Santander, así como observadores internacionales, se reunieron en la ciudad petrolera de Puerto Gaitán en la tercera Audiencia hacia el Juicio ético y político contra el despojo en Colombia. En esta audiencia, específicamente petrolera, las empresas acusadas por las comunidades fueron la Oxy, Ecopetrol y Pacific Rubiales. Adicionalmente, la ofensiva publicitaria de Pacific inició luego de serios disturbios y crecientes protestas en Puerto Gaitán en octubre de 2011. En ese momento estas verdades salieron a flote con las imágenes de las protestas de los habitantes de Puerto Gaitán y los centenares de trabajadores de las firmas contratistas de Pacific Rubiales por las malas condiciones de trabajo.

En dicha audiencia se dieron a conocer los efectos destructivos de la multinacional. Se presentaron casos referentes a los efectos negativos  medioambientales producto de la actividad extractivista de la multinacional en los territorios de comunidades indígenas y campesinas. Casos como los de la Laguna Legupa en el altiplano cundiboyacense, la vereda La Esmeralda en Acacias, la explotación petrolífera en Campo Rubiales, entre otros. De otra parte, la Audiencia dio a conocer los intereses económicos y empresariales de Pacific Rubiales Energy en Caño Rubiales. Por su parte, la Unión Sindical Obrera, USO, denunció las precarias condiciones laborales y las persecuciones de las que han sido objeto los trabajadores por parte de esta empresa multinacional, tras las protestas emprendidas en el 2011, que fueron ferozmente reprimidas. Adicionalmente, la empresa comenzó a realizar acciones de censar a la población con miras a poner en una “lista negra” a todas aquellas personas que participaran en las protestas. Con ello la empresa multinacional extendió la criminalización hacia los pobladores de la región, en detrimento de sus derechos al trabajo3.

Sólo en Campo Rubiales la multinacional en 2012 tuvo ganancias de 557 millones de dólares y 200 000 barriles diarios. Pacific, a partir de la riqueza de Puerto Gaitán, se ha expandido por toda la geografía nacional siendo dueña de las minas de Marmato y Segovia, y de la mayoría de los bloques petroleros en Casanare, Boyacá, Meta y Vichada. Riqueza que es ajena a las necesidades de la gente y que por el contrario, se convierte en un problema para las comunidades locales. Tal es el flujo de caja de la empresa canadiense, que no sólo acaba de adquirir activos en Perú, Guyana y Nueva Guinea, sino que compró a PetroMagdalena de contado. Paradójicamente, Puerto Gaitán, siendo el mayor productor de petróleo del país, enfrenta difíciles conflictos: pobreza, desempleo, violencia entre otros, lo que ha sido el legado de la explotación petrolera.

Posterior a la Audiencia petrolera del juicio ético amenazaron de muerte a  un dirigente comunitario, su familia y al sindicato, hackearon sitios de información y robaron computadores y registros de las audiencias de Puerto Gaitán. “Fuimos atacados por cubrir el Juicio Ético a Pacific Rubiales” denunciaron los periodistas de la Agencia de Comunicación Colombia Informa, puesto que su portal web por séptima vez, entre el jueves 18 y viernes 19, fue sometido a un ataque de denegación de servicio durante dos días continuos, posterior al cubrimiento del Juicio Ético a la empresa Pacific Rubiales, dejando como resultado el sitio deshabilitado.

Adicionalmente durante la madrugada del día sábado 20 de julio, fue atacada la Casa de la Red de Hermandad y Solidaridad con Colombia (REDHER) -entidad organizadora de la audiencia hacia el Juicio ético y político a la Pacific Rubiales en Bogotá. Desconocidos entraron al lugar y se llevaron computadores, grabadoras y cámaras fotográficas de la REDHER y de la delegación canadiense -país de origen de la multinacional- que acompañó las denuncias de la Unión Sindical Obrera USO y las organizaciones sociales de Colombia.

El hecho culmina con una serie de circunstancias de extrema gravedad. El líder comunitario y afiliado sindical Héctor Sánchez y su familia recibieron  amenazas de muerte después de la audiencia. El 16 de julio desconocidos entraron por la noche a su vivienda y dejaron, sobre la mesa del comedor de la casa, la siguiente amenaza de muerte: “Descansa en paz. Juan David y costeña”, “Nuestro sentido pésame por la pérdida de tu esposa e hijos. No dejes sin padre y viuda o no te quedes viudo”. Sumado a la campaña contra la USO y del ataque cibernético a los sitios web del Congreso de los Pueblos, el Comité de Solidaridad con los Presos Políticos y la Agencia Colombia Informa, que hicieron un seguimiento especial de la Audiencia y de las denuncias posteriores ¿Es posible que la empresa tenga que ver en algo con todos estos ataques?

La entidad atacada, REDHER, tiene en sus manos la organización de la instancia final del Juicio a las multinacionales, que se realizará los días 16, 17 y 18 de agosto en las locaciones de la Plaza de los Artesanos en Bogotá. Previamente se realizaron tres pre-audiencias regionales sobre casos tipo; minero (Caso Anglogold – Ashanti en el Sur de Bolivar), petrolero (caso Pacific Rubiales en Puerto Gaitán) e hidroeléctricos (Caso Emgesa- Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo). Este juicio ético a las multinacionales, recoge la experiencia del proceso de los Tribunales Permanentes de los Pueblos (TPP), busca denunciar los proyectos de las multinacionales desde las comunidades, visibilizando sus propuestas alternativas. La presencia masiva de transnacionales en el territorio colombiano se explica en una suerte de reedición del “colonialismo” con un modelo económico que se centra en la extracción de materias primas. Las multinacionales como Pacific  llegan al país para saquear los bienes naturales y los gobiernos les facilitan, lejos de respetar la soberanía. El gobierno colombiano pone el orden jurídico, social y militar para beneficio de estas empresas. Las trasnacionales con la complicidad del Estado colombiano: pagan pocos o nada de impuestos, no se fiscaliza su producción, tienen a las fuerzas militares y policiales a su disposición, y pocas obligaciones en materia social y ambiental4. Estas multinacionales son parte del conflicto social del país, al estar desangrándolo.

En dicha Audiencia petrolera también se expresó la solicitud de reversión de Campo Rubiales a Pacific puesto que en 2014 se vence el contrato de la multinacional con el Estado. En la búsqueda de la soberanía energética y la distribución de la riqueza es una tarea urgente la reversión de Campo Rubiales. Queda la pregunta ¿Cómo van a hacer los medios en 2014 para reportar con transparencia el vencimiento del contrato de Rubiales con el Estado?

La selección Colombia está a solo un gol de ir al mundial, pero el gol fundamental lo  metieron las multinacionales como Pacific Rubiales a Colombia, saqueando nuestros bienes de la naturaleza, violando derechos laborales y comprando incluso medios de comunicación, en sentido literal y figurado, para lavar su imagen y llenarse de dinero.

En 2011 en un inconcebible incidente varios testigos vieron al ‘Bolillo’, anterior director de la selección Colombia,  golpear  una mujer en varias ocasiones, tras una discusión. Diferentes sectores de la sociedad, incluido el Gobierno, la Federación de fútbol y patrocinadores de la selección, reprocharan su conducta. Lo menos que podía hacer el “Bolillo” era renunciar. También deberíamos exigir que no haya saqueadores y violadores de derechos humanos financiando la selección Colombia para limpiarse la imagen.

***

1http://www.eltiempo.com/Multimedia/galeria_fotos/deportes10/GALERIAFOTOS-WEB-PLANTILLA_GALERIA_FOTOS-12477522.html
2http://www.razonpublica.com/index.php/econom-y-sociedad-temas-29/3026-publicidad-enganosa-se-recomienda-no-tragar-entero.html
3http://colombiainforma.info/index.php/ecologia2/99-extractivas1/861-sintesis-audiencia-petrolera-puerto-gaitan-13-y-14-de-julio
http://colombiainforma.info/index.php/ecologia2/99-extractivas1/856-contundente-audiencia-contra-la-pacific-rubiales-en-colombia
4Juicio Ético y Político contra el Despojo en Colombia http://juicioe.redcolombia.org/